sábado, 28 de febrero de 2015

JESUS Y LA SAMARITANA

Imagen.- Jesús y la Samaritana.
Autor.- Giovanni Francesco Barbieri Il Guercino
Fecha.- 1.640 - 1641
Lugar donde se encuentra.- Museo Thyssen - Bornemisza de Madrid.

      El encuentro entre Jesús y la Mujer de Samaría aparece en el Capítulo cuatro, del versículo uno al versículo cuarenta y cinco. En él, Jesús atraviesa la región de Samaria, camino de Jerusalén, se detiene junto al Pozo del que sacó agua Jacob, los discípulos se han ido, y aparece una mujer que viene a recoger con su cántaro el agua del pozo. Se entabla una conversación entre la mujer y Jesús, en el que este abre el corazón de aquella a la Nueva Buena del Reino de Dios a traves de la simbología del Agua. Jesús pide de beber, en un primer momento a la mujer, y esta sorpendida le responde sorprendida, en la conversación Jesús descubrirá parte de la vida de la mujer, como que no esta casada, y al llegar los Apóstoles se sorprenden de ver a su Maestro hablando con una mujer. 

        El presente cuadro nos describe la escena de Juan. Los dos personajes estan pintados de medio cuerpo junot al brocal del pozo, donde la Samaritana va a recoger el agua. La escena se produce a las afueras de la ciudad, al fondo podemos admirar una torre. Es importatne los gestos en esta obra de Guercino,  la mirada de la mujer hacía Jesús, que aparece de pérfil con la mano derecha levantada, la mano de la mujer que coge la cuerda del pozo. Tambien destacan los elementos secundarios de la obra: la cuerda, las piedras del brocal del pozo, el cántaro de la mujer, los ropajes estan realizados con gran realismo.

miércoles, 25 de febrero de 2015

LAS TENTANCIONES DE CRISTO

Imagen.- Las Tentaciones de Cristo.
Autor.- Sandro Boticelli.
Fecha.- 1.481 - 1.482
Lugar.- Pared de la Capilla Sixtina. El Vaticano - Roma

    Sixto IV llama a Sandro Boticelli, junto a otros pintores florentinos para decorar las paredes de la Capilla Sixtina. En estas paredes estarían pintadas la vida de Moises y la vida de Jesús. Boticelli se va a encargar de pintar las tres tentaciones que tuvo Jesús en el desierto durante su ayuno de cuarenta días. De las tres, presento la tercera, donde Cristo derrota al demonio. 

    Según el Evangelio de San Mateo, en el capítulo 4, versículos 8 al 11: "el Diablo lo llevo a un monte altísimo y le mostró los reinos del mundo y su gloria, y le dijo: "Todo esto te daré, si te postras y me adoras". Entonces le dijo Jesús: "Vete, Satanás, porque esta escrito: "Al Señor tu Dios adorarás y a él solo darás culto". Entonces, lo dejó el diablo, y he aquí que s acercaron los ángeles y le servían".
     
     En esta obra el pintor florentino representa el momento en que Cristo rechaza, con todo su poder al Diablo, que muestra su verdadera apariencia, desprendiendose del hábito de eremita, con el que ha aparecido en las otras dos obras que podermos ver en la Capilla Sixtina, el Diablo se nos presenta con garras, cola y cuernos, despeñándose de un alto monte.

        Tras el Señor aparece una mesa donde tres ángeles se disponen a preparar un banquete, según muchos autores este banquete sería el banquete eucaristico.